Comprar Casa sin Dinero, ¿Realidad o Fantasía?

Comparte este contenido

Comprar casa o departamento es sueño de la gran mayoría de las personas. Encontrar una persona con quien compartir nuestra vida, tener hijos y un hogar propio son metas que queremos alcanzar muchos, sin embargo, al parecer pocos son los afortunados en alcanzarlo ¿cierto?

En la actualidad, cuando uno mira los precios de las casas y departamentos en venta en la CDMX y área metropolitana parece que entro a una dimensión desconocida: 5 millones, 10 millones, ¡20 millones!, son las cifras que uno suele encontrar en las listas de propiedades, cifras que nos hacen pensar que jamás de los jamases lograremos nuestro sueño de tener una propiedad a la que podamos llamar: hogar, dulce hogar.

Comprar Casa en CDMX

Tranquilos, queridos lectores, si bien, la situación es complicada, no hay imposibles, recuerden que no hay peor lucha que la que no se hace y en México ya es posible comprar casa aún si no tienes mucho capital.

Aquí una pequeña guía que U-Storage preparo con el objetivo de brindarte un poco de luz sobre los escenarios, formas y rutas para hacer realidad el sueño de comprar casa. ¡Ah! El plus de esta guía es que la pensamos para personas que no cuenta con millones en los bancos.

 

Déjate llevar y luego aterriza

Se vale soñar, así que cierra los ojos e imagina tu casa o depa ideal: ubicación, tamaño, ¿se te antoja un jardín?, ¿cocina con acabados de lujo?, ¿estudio?, ¿cuarto de juegos?, estacionamiento para dos coches al menos (obvio), espacio de almacenaje para tiiliches, adornos, closet de blancos, cuarto de lavado, ¿algo más?

Soñar al Comprar Casa

¡Muy bien! luego de imaginarlo, en una hoja haz dos columnas: realidad/fantasía y ve aterrizando cada idea, por ejemplo, pusiste que quieres vivir en Polanco, pero si no tienes mucho dinero comprar un depa en esa zona de la ciudad de México no es más que un sueño, en cambio, podrías comprar uno en Tacuba, Popotla, 5 de Mayo o Pensil, por mencionar algunas.

Quizás contar con closet de blancos, cuarto de lavado y una bodega de almacenaje sea demasiado, pero afortunadamente en los tiempos actuales hay opciones de rentar estos espacios a costos muy bajos.

¿Ves? Poco a poco ve aterrizando todos tu sueño de comprar casa, verás que podrás encontrar formas de adaptarlos y hacerlos realidad: todo está en respirar y ser flexible (como en el yoga).

 

Capitalizarte: la verdadera clave

Pues si, no hay forma de comprar casa sin nada dinero, punto. De nuevo: no caigas en desesperanza, hay muchas formas. Adquirir un crédito hipotecario ya sea a través de una de las instancias de gobierno o bien a través de la banca privada.

Capitalizarte para Comprar Casa

Otra opción es conseguir un préstamo familiar o de alguna amistad cercana: aquí, ten mucho cuidado pues si los límites y las reglas no son claras las cuestiones monetarias pueden ocasionar rupturas irremediables aún en las relaciones más sólidas: pasa en las mejores familias, lo juro. Establezcan puntualmente las reglas del juego, no dejen de discutir cada cuestión a profundidad y solamente cuando las dos partes estén del todo convencidas, den el paso.

Invertir para capitalizarte, tal vez es el método más lento para comprar casa, pero también es el método en donde más libre serás, hoy en día, hay muchas formas de hacerlo, incluso, invirtiendo en proyectos inmobiliarios, gracias al crowdfounding con la módica cantidad de 5 mil pesitos puedes invertir tu dinero obteniendo muy buenos rendimientos pues estás plataformas de inversión colectiva ofrecen rendimientos superiores a otras inversiones, incluso superiores a la inflación.

 

En cuestiones crediticias, lo mejor es investigar y asesorarte

En México existen dos rutas tradicionales para obtener una hipoteca, por medio del gobierno o por medio de la banca privada. Si cuentas con las prestaciones de FOVISSTE, el FONHAPO y el INFONAVIT te recomendamos acércate a tu área de Recursos Humanos y pedir apoyo en el trámite.

Crédito para Comprar Casa

Recuerda que una hipoteca es un gran compromiso así que de nueva cuenta te pedimos respires y analices los pros y contras. Un presupuesto desglosado es vital antes de que te comprometas a esta deuda, pues básicamente estás tomando una decisión que afectará tu nivel y estilo de vida de los próximos 15 a 20 años.

Te recomendamos que el monto de tu pago mensual sea del 20% de tu ingreso, máximo la tercera parte, te recomendamos también adquieras tu hipoteca a tasa fija pues así estarás más seguro en estos tiempos de volatilidad económica, adquiere tu hipoteca en pesos.

Consulta a un asesor inmobiliario, acude a varios bancos y utiliza al menos un simulador hipotecario, investiga sobre hipotecas que recompensen los pagos puntuales, en fin, que no hay pregunta tonta y tú tienes que excavar y profundizar hasta que cada una de tus dudas e inquietudes esté resuelta. El meollo del asunto, la clave para comprar casa es saber elegir, tomar una decisión con la cabeza fría y bien informado.

 

Remates hipotecarios, tratos directos, inmuebles en mal estado ¿tus nuevos mejores amigos?

Una vez más, aterriza el sueño para volverlo realidad. Comprar un depa o una casa nueva es cosa muy complicada, sobre todo cuando no tienes capital o no tienes acceso a créditos hipotecarios. Así, comprar un remate hipotecario podría ser la opción para ti pues las casas y departamentos que se ofertan de esta manera suelen manejar precios muy por debajo del mercado: entre el 30 y 60%, eso sí, si te vas a animar a comprar un remate hipotecario tienes que hacer a la idea de que podrías tardar de 8 a 10 meses en tomar posesión de tu hogar, también, recuerda que no podrás ver la casa por dentro hasta que sea tuya.

Familia Feliz en Casa Nueva

Los remates hipotecarios son una apuesta riesgosa así que te recomendamos investigues todo lo que puedas sobre la propiedad que te interesen, la Profeco y el Registro Público de la Propiedad son herramientas de gran utilidad en estos casos. Nunca hagas ningún pago o firmes nada sin la presencia de testigos y un notario y recuerda que para comprar un remate suele pedirse el pago en efectivo y no se aceptan créditos.

Los tratos directos son también buenas opciones pues dan más margen de maniobra y negociación con los dueños, puedes comprar también una casa o un depa en mal estado (ojo, tampoco se trata de que adquieras un inmueble con daños estructurales que puede salirte más caro a la larga) al que necesites invertirle algo de dinero a mediano y largo plazo.

 

Expandiendo tu horizonte

Si eres un trabajador freelance, no cuentas con prestaciones como FOVISSSTE o INFONAVIT, te recomendamos te acerques a la Sociedad Hipotecaria Federal, son verdaderos especialistas que pueden ayudarte y asesorarte sobre esquemas de ahorro u otras formas para adquirir una casa: renta con opción a compra, buen pagador, renta pagada, CreDiferente, en fin, que tiene una buena gama de alternativas.

 


 

En U-Storage esperamos haberte dado un poco de esperanza sobre cómo puedes comprar casa aún si no cuentas con mucho capital. ¡Mucho éxito!

 


Comparte este contenido