fbpx

Cultiva Tu Propio Jardín Vertical

Comparte este contenido

Hoy por hoy, los jardines verticales son una de las principales tendencias en jardinería, perfectos para las grandes ciudades con departamentos cada vez más chicos, no requieren de herramientas sofisticadas y tampoco cuestan una fortuna. Eso sí, ocupan dedicación trabajo y compromiso, pero a cambio ayudan a renovar un espacio de una manera muy especial, así que checa los consejos de U-Storage para cultivar tu propio jardín vertical.

 

Seguramente los has visto en edificios o plazas, de unos años para acá los llamados muros vivos o jardines verticales son parte de la decoración urbana, pero, ¿se pueden cultivar en un departamento pequeño?

jardín vertical

La respuesta es totalmente afirmativa, de hecho, son ideales para quienes gustan de las plantas pero no tienen mucho espacio para cultivarlas, no sólo eso, son un método realmente efectivo para hacer ver la casa hermosa y original, ayudan a mejorar la calidad del aire interior, reducen la contaminación acústica y el calor, e incluso, si así lo decides, podrían ayudarte con tu alimentación pues en ellos lo mismo puedes sembrar suculentas que flores, plantas de hojas verdes, hierbas de olor y algunos vegetales o frutas.

Dicho esto, comenzar a crear un jardín vertical puede ser un poco abrumador pues hay muchos elementos que considerar, sin embargo, con los consejos e ideas de U-Storage, podrás instalar una pared de plantas del tamaño que tú decidas sin estresarte.

 

Sobre la ubicación de tu jardín vertical

Un jardín vertical puede montarse casi en cualquier lugar, al interior de tu casa, en un pequeño balcón y si eres afortunado, en tu patio, eso sí, el lugar que elijas deberá estar expuesto a la luz de sol de manera directa o indirecta.

 

Sobre la composición y forma de tu jardín vertical

En el universo de los muros vivos, hay una gran variedad de formas que puedes elegir, por ejemplo muchas macetas unidas o apiladas en una pared, también podrías irte por la tendencia de plantas metidas en bolsitas de fieltro o lona, en paneles de madera o mallas de alambre.

jardínes verticales

Se pueden construir jardines verticales creativos, colocando una malla de alambre hexagonal en un marco de cedro, una cómoda vieja, una maceta colgante, huacales de madera apilados, escaleras, bandejas, tubos de PVC cortados a la mitad y un sinfín de espacio que permitan el cultivo de vida.

El formato más común es él de marco tipo sándwich, para lograr su instalación lo primero es elegir la pared donde lo vas a colocar, luego despéjala y límpiala.

Hecho esto, deberás de colocar tu marco tipo sándwich compuesto por tres capas (marco, láminas de plástico o cerámica y tela) que incluya vías de acceso sencillas para limpiar tanto la pared como el propio jardín.

Construye la estructura antes de colgarla considerando que las plantas que decidas incluir en tu jardín deberán ser cultivadas en un medio de crecimiento que se mantenga húmedo en todo momento por lo que deberás de asegurarte de que dicha humedad no se pase a la pared.

 

Sobre las plantas de tu jardín vertical

Las suculentas son las plantas más famosas para los jardines verticales, pero no sólo eso se puede cultivar en ellos, nosotros recomendamos intentarlo con hierbas de olor, helechos o violetas africanas.

jardín vertical en balcón

Considera que es mejor que decidas cultivar plantas bastante flexibles, cuyos tallos no sean rígidos pues debes considerar que conforme vayan creciendo las plantas de tallos leñosos podrían interponerse en la circulación libre, así que siempre es mejor elegir plantas que al crecer fluyan hacia abajo.

Es sumamente recomendable que todas las plantas que siembres tengan la misma tasa de crecimiento pues de esta manera se desarrollaran en armonía, de lo contrario aquellas plantas que crecen rápido se terminarán “comiendo” las plantas que crecen de manera más lenta.

Ten en cuenta los requisitos de suelo y agua al plantar y procura que tu jardín pueda incluir tierra para macetas pues de esta manera podrá retener agua y humedad de manera más sencilla.

Uno de los puntos más peliagudos al momento de cultivar jardines verticales es justamente la posibilidad de que se sequen por que el sistema de irrigación o el campo de cultivo que se eligió no fue el correcto. Se recomienda que las plantas que no necesitan tanta agua se coloquen en la parte superior del jardín y las que requieren mayor humedad hasta abajo.

Para asegurarte de que tus plantas crezcan, es mejor que durante algunas semanas les permitas crecer horizontalmente, deja que sus raíces se fortalezcan y luego traspásalas a tu muro vivo, esto es sobre todo recomendable si vas a empezar desde cero, es decir, cuando quieres sembrar semillas que aún no han germinado.

jardines verticales

Por supuesto, algunas plantas no lograrán crecer pero no te desanimes por esto, la jardinería es así, así que prepárate y no sólo psicológicamente, ten a la mano reemplazos para aquellas plantas que mueran pues de otra manera tu jardín vertical comenzará a exhibir agujeros.

 

Sobre el sistema de riego de tu jardín vertical

Al principio, es posible que tu jardín vertical necesite más mantenimiento que un jardín en el suelo o una planta en maceta, pues estas paredes vivas son muy compactas y, por lo tanto, tienen menos tierra así que deberás regarlo con más frecuencia.

sistema de riego de jardín vertical

Regar puede ser complicado, sobre todo si tu jardín es de buen tamaño, en cuyo caso siempre es recomendable incorporar un sistema de riego por goteo.

Estos sistemas de goteo van desde los muy sofisticados, con mangueras y temporizadores, hasta opciones más básicas en las que los orificios en la parte inferior de las macetas o bolsillos permiten que el agua gotee. También puedes usar una regadera pero para esto tienes que asegurarte de que cuando riegues el agua se distribuya de manera uniforme y no se quede estancada en una sola planta o hilera.

 

Sobre los cuidados a tu jardín vertical

Una vez montada la estructura, sembradas las plantas e instalado el sistema de riego, vendrá el mantenimiento y goce de tu muro vivo. La vida media de un jardín vertical se puede contar desde un año hasta cuatro años, mucho dependerá, por supuesto, de la atención y cuidados que le des.

Para que tus plantas crezcan fuertes, usa complementos y nutrientes que estimulen su crecimiento.

Una de las mejores partes de cultivar un jardín vertical es que en realidad requieren una limpieza mínima, sólo tendrás que monitorear las paredes en busca de telarañas o insectos.

jardín vertical en botellas de refresco

Dedicar tiempo a cuidar tu jardín vertical no sólo se traducirá en que una de tus paredes sea sinónimo de pura vida, también te ayudará a pasar momentos tranquilos sólo o en familia.

No olvides que el cuidado de las plantas siempre atrae una mejor energía en casa, así que anímate con esta modalidad y comienza a cultivar tu jardín vertical.

 


 

En caso de que además de un muro verde lo que quieras sea cultivar tus propios alimentos aquí te dejamos nuestra guía para crear un huerto casero.

 


Comparte este contenido
Open chat
¿Tienes dudas?, Contáctanos.
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?