Herencias, ¿Qué Pasa Con Ellas?

Comparte este contenido

Heredar el trabajo de una vida, dejar un patrimonio construido, suele ser un meta para muchos de nosotros, dejar seguridad a los hijos, a la familia, sin embargo, muchos hemos escuchado o vivido terribles historias de disputas por ellas, por eso, hoy quisimos abordar el tema de las herencias y lo qué pasa con ellas.

La pérdida de un ser querido es algo sumamente doloroso, la huella que deja, la ausencia que llega y a la que cuesta tanto trabajo acostumbrarse, el espacio dejado por aquel que se fue duele y, pese a que en México, tenemos una manera muy distinta de enfrentar a la muerte, lo cierto es que vivir el duelo nunca es fácil, incluso cuando sabemos que fue lo mejor para nuestro ser querido pues en este plano sólo sufría.

Tras el primer shock, muchos nos tardamos en procesar todo, cuesta tanto volver a la normalidad, si es que alguna vez se logra, en muchos casos, no volveremos a ser los mismos, así de grande puede ser el vacío.

Notario

Al velorio, sepelio, los rosarios si eres católico, le siguen una infinidad de trámites, entre ellos, la lectura del testamento y la entrega de la herencia.

Cosas materiales que parecen intrascendentes cuando uno está en duelo, pero que, desafortunadamente, toman un papel protagónico que a ratos nos distrae de lo que realmente importa, acompañarnos mientras aprendemos a vivir en este mundo sin el que se fue.

Herencias, ¿qué pasa con ellas? Hoy, en U-Storage te decimos algunas de las cosas más importantes que tienes que saber.

 

Y a todo esto, ¿qué es una herencia?

Comencemos por el principio, en el plano legal, la herencia es el acto jurídico mediante el cual una persona deja a otra, u otras, sus bienes, bueno, no sólo sus bienes, también le hereda sus derechos y obligaciones (y si, con obligaciones nos referimos a deudas, ojo con esto).

Herencia

De esta manera el heredero o los herederos serán los propietarios de todo o una parte de aquello acumulado por el fallecido.

¿Alguna vez han escuchado el viejo refrán Del partir las tierrecillas, nacen las mil rencillas? O, ¿el que deja una herencia, deja pendencias?

Sabiduría popular que engloba los muchos padecimientos que las herencias suelen traer consigo, aún cuando todo esté por escrito y bien claro en un testamento, los problemas que surgen suelen ser más comunes de lo que pensamos y son tan profundos que rompen lazos muy fuertes.

 

De testamentos y líneas de sucesión

Existen dos maneras de morir, bueno, jurídicamente hablando, por que maneras de morir hay muchas… Como decíamos cuando mueres puedes hacerlo con un testamento claro y en punto, o bien, intestado, lo cual podría generar un sinnúmero de problemáticas a tus herederos.

Testamento, viene del latín testario mentis, o lo que es lo mismo testimonio de voluntad, de ahí, que sean conocidos como la última voluntad de las personas.

En este documento, el testador no sólo puede disponer la entrega de sus bienes, también puede aprovecharlo para dejar dicho lo que le gustaría sucediera, o bien, darles una noticia impactante a sus seres queridos, es su último mensaje, así que más vale aprovecharlo.

Uno puede dejar sus cosas a quien quiera: hijos, primos, tíos, padres, vaya, hasta al perro, la persona lo decide en total autodeterminación, sin embargo, para aquellos que mueren intestados, el estado ha establecido el derecho de sucesión legítimo que define quiénes son los herederos y la porción que les corresponde de la herencia y cuyo orden es el siguiente: hijos, cónyuges, padres, tíos y sobrinos hasta en cuarto grado.

Parecería que si uno lo determina ahí queda zanjado el asunto, lo mismo que si se reparte todo por línea de sucesión, sin embargo, no hay nada más lejano a la realidad, las herencias cuando son un problema, son uno gigante, haya o no haya testamento, aunque claro, los problemas son mucho más graves cuando no existe ningún papel que indique la última voluntad del fallecido.

 

Y, ¿cómo le hago para no heredar problemas? 

Lo mejor que puedes hacer es dejar todo en orden y en regla, primero que nada, no heredes deudas, asegúrate de pagar todo lo que debes, sabemos que la muerte es sorpresiva pero, justo por eso, no adquieras créditos que no puedes asegurar o pagar.

Testamento

Ahora bien, para tus bienes, lo mejor que puedes hacer es redactar un testamento claro, con todos los puntos sobre las íes. Es un trámite y es medio engorroso, pero de verdad, vale la pena, piensa en tu familia. El costo aproximado es, (+/-) 30 mil pesos, esto sin incluir impuestos, aunque en septiembre el gobierno siempre saca una campaña que reduce este gasto cerca de la mitad.

Te dejamos aquí la página oficial para que conozcas muchos más detalles sobre el trámite del testamento, seguro te será de gran utilidad.

 

Y, ¿cómo tramito una sucesión testamentaria?

Sucesión ¿qué? Testamentaria, esta es el acto en si de hacer válido un testamento, de heredar tal cual. En México, existen dos formas para tramitarlos: vía judicial o notarial.

La primera (la judicial) se realiza a través de un escrito presentando en la Oficialía de Partes del Tribunal Superior de Justicia de tu ciudad, en éste, tienes que acreditar la muerte de tu testador mediante su acta de defunción, tienes que demostrar tu interés al respecto, ya sea adjuntando el testamento o demostrando tu derecho de sucesión legítimo a través de tu acta de nacimiento o matrimonio, asegurándote de demostrar que eres una persona con todas tus capacidades mentales y que eres mayor de edad, aunque en la Ciudad de México, la edad aprobada es de 16 años.

Validar y tramitar la sucesión testamentaria a través de un notario requiere que no haya conflictos de ningún tipo: ni con la edad y capacidades de los herederos y mucho menos entre ellos.

Abogado

El notario llevará a cabo todos los trámites, incluida la búsqueda y corroboración de que no existe ninguna otra voluntad más que la del testamento, además, en caso de existir bienes inmuebles, realizará la publicación de dos avisos en un periódico de la ciudad para difundir la noticia, y así, dar oportunidad a otros interesados de presentarse y apelar.

Hacer válido un testamento, o bien, buscar el derecho de sucesión legítima es algo tardado, así que ten paciencia, respira, todo fluirá cuando tenga que fluir, no podrás hacer mucho para acelerar el trámite, salvo, buscar llegar a él sin el menor conflicto y con todo en regla.

 

En la era digital, se hereda todo

Así es, hoy, ya no sólo contamos con bienes materiales, también con bienes digitales y aunque no existe ninguna legislación que regule este asunto, lo cierto es que es importante que pienses en todos los perfiles y cuentas que tienes: Facebook, Instagram, Tinder, Twitter, tu correo, tu espacio de almacenamiento, Netflix, etcétera, etcétera, etcétera.

Te aconsejamos que crees un archivo con todas tus cuentas y contraseñas y lo guardes en un lugar accesible para tu familia o se lo entregues a alguien de tu máxima confianza, esa persona que puede borrar o hacerse cargo de material o aspectos de tu vida que no quieres que sean públicos aún cuando tú ya no estés.

Existen algunas aplicaciones, como Facebook, que te permiten determinar la administración de tu red en caso de fallecimiento, checa esto en los términos legales.

 

Soltar es sanar, siempre

Heredar es un tema que quizás no nos guste abordar, al final, significa nuestra desaparición de este plano, sin embargo, todos tenemos que hacerlo para evitar causarles problemas a nuestros seres queridos, no es correcto y además existen todos los elementos para evitar hacerlo, así que manos a la obra, pon tus cosas en regla.

Para los herederos, el momento de la pérdida puede significar sentir rabia, dolor, enojo y llevados por esto, uno puede actuar de una manera que en otras circunstancias jamás actuaríamos.

Aprende a Soltar

Dicen que cuando uno pierde a alguien o se enfrenta a un gran dolor, debe evitar tomar grandes decisiones por al menos 12 meses, pues con el tiempo y la distancia, muchas veces llega la ecuanimidad, la razón, así que si están por enredarse en un pleito, mejor suelten un rato el asunto, vuelvan a hablar después, no hay prisa, las cosas, son cosas, son reemplazables, nos pueden esperar, pero las relaciones cuando se quiebran, se rompen, son muy difíciles de arreglar.

 


 

En caso de que ya hayas pasado por todo lo que significa una herencia y tengas ya nuevas posesiones que no sabes en donde poner, nosotros te podemos ayudar, contáctanos, recuerda que somos la extensión de tu casa.

 


Comparte este contenido