Mudanza en los Años Dorados: Como Vivir el Cambio

Comparte este contenido

Enfrentar el cambio en cualquier etapa de nuestra vida es algo complicado y aunque suele traer cosas positivas, procesar las emociones que conlleva muchas veces implica un gran esfuerzo. En el caso de las personas mayores, puede ocasionar aún más desconcierto, de ahí que hoy queramos abordar el tema de la mudanza en los años dorados.

Llegar a la tercera edad, vivir los años dorados, es diferente para cada quien, hay personas que deciden disfrutar pacíficamente de esta etapa, otros, apostarán por aprovechar el tiempo, viajar, explorar nuevas actividades o retomar viejas pasiones.

mudanza en años dorados

Al llegar a este momento de la vida, hay muchas cosas determinadas: hábitos, costumbres y espacios, así que la posibilidad de una mudanza podría alterarlos, después de todo salir de la zona de confort no es nada fácil.

Los procesos que involucra un cambio de casa suelen ser estresantes: empacar toda una vida de pertenencias y buscar un nuevo lugar para vivir requiere de una planificación puntual, y por eso hemos armado esta pequeña guía para que la mudanza en los años dorados sea mucho más sencilla.

 

Iniciar el cambio con el pie derecho

Planear una mudanza es, sobre todo, un proceso laborioso, y en caso de que lo estés haciendo en tus años dorados es probable que tengas, literal, una vida de cosas por empacar, de ahí que lo primero que te recomendamos es que vayas haciendo una lista de verificación lo más puntual y precisa que puedas.

Dado que el proceso de mudanza probablemente tomará más tiempo para las personas mayores se debe planificar lo antes posible. Te recomendamos comenzar estimando los costos que conlleva cambiarte de casa, para ello, te dejamos nuestra calculadora de presupuesto.

Toma el tiempo que necesites para prepararte mentalmente para esta nueva aventura, mírala, justo así, como una gran interrogante que sólo puede traerte cosas positivas, no te centres en lo que dejas atrás, mira hacia adelante.

Acércate a tus familiares y amigos, no sólo para la mudanza como tal, también para platicar sobre este proceso, incluso ir a terapia no estaría nada mal, ahí, podrás hablar largo y tendido sobre el tema y podrás obtener consejos y herramientas que te ayuden a manejarlo de la mejor manera posible.

empacar para mudanza

Realiza una línea de tiempo donde vayas estableciendo que necesitas para cada etapa, no olvides hacer un inventario de todo lo que vas a mudar y aquello que no quieres llevar, una lista de lo que necesitas para empacar es otra gran idea y, por supuesto, otra más de todo aquello que tienes que comprar para la nueva casa.

Todo esto te ayudará a poder compartimentar lo que esta monumental tarea involucra, evitando que te abrumes, caigas en pánico, y sobre todo, te será útil para llevar un absoluto control de tu mudanza.

 

Para el momento de empacar

Este es un momento bastante pesado así que te recomendamos pidas ayuda, no se trata de que lo hagas sólo, acércate a tus seres queridos o bien, contrata a profesionales.

Pon especial cuidado en cómo empacas tus pertenencias, procura no guardar demasiadas cosas en una sola caja, de esta manera, ayudarás a que su transportación sea segura y sencilla, cumple con esta premisa incluso si tienes cajas gruesas, resistentes o plásticas.

No olvides identificar las cajas, esto te facilitará la ubicación y hará que el proceso de mudanza y desempacado sea mucho más ágil. Por ejemplo, las cosas que se necesitarán inmediatamente se pueden subir al camión en último lugar para que esto sea lo primero en salir en la nueva ubicación.

 

Abraza el cambio y adáptate a él

Y sucede que vivías en una casa y ahora te mudas a un departamento, lo cual vuelve imposible que lleves todas tus posesiones.

Ante este escenario, lo primero que te recomendamos es que organices una venta de garaje con todo aquello que sabes nunca volverás a utilizar y puede ser útil para otras personas. Aquí te dejamos algunos consejos para que tu venta de garaje sea un verdadero éxito.

Para las pertenencias que por ahora no utilizarás pero sabes necesitarás en otro momento, no hay mejor opción que rentar una bodega de auto-almacenaje.

adultos mayores

Las unidades de almacenamiento vienen en muchos tamaños y ofrecen soluciones para adaptarse a cualquier cantidad de artículos, así que con seguridad te decimos que encontrarás una ideal para ti.

En caso de que sea tu primera vez como usuario de este tipo de espacios, acá te dejamos los 8 tips que no puedes dejar de saber.

 

Cuando llega el día M

El día de la mudanza puede ser un día verdaderamente estresante, incluso triste, después de todo mudarse en los años dorados puede significar dejar el lugar que ha sido tu hogar por mucho tiempo, quizá el lugar en donde viste a tus hijos crecer.

Mantente positivo pero deja que tus sentimientos fluyan, no te guardes nada, tampoco quieras comerte al mundo de un bocado, procura hacer todo tranquilamente, protege tus emociones.

Es realmente útil que tengas lista una maleta y una caja con cosas para las primeras noches, llena ambas de todos los artículos necesarios para que después de realizar la mudanza puedas descansar y reflexionar sobre lo que estás viviendo.

mudanza

Empacar por separado ropa, artículos de tocador, medicamentos, equipo médico, algunos trastes para cocinar, te permitirá que los primeros días sean calmados y más cómodos.

 

Reconoce y mitiga peligros y malas experiencias

De ninguna manera pienses que el primer día que llegues a tu nueva casa, tus cosas estarán en su lugar. De hecho, vete preparando para todo lo contrario, es posible que varias cajas permanezcan cerradas por mucho tiempo, no te estreses ni esfuerces demasiado para lograr lo contrario.

El proceso de empaque y desempaquetado podría ser lento. Para mantenerlo sin problemas y para minimizar posibles lesiones, es necesario que comprendas tus limitaciones físicas y pidas toda la ayuda que necesites, no pongas en peligro tu integridad física sólo por demostrar que tú puedes solo.

Empacar y desempacar lentamente te ayudará a aliviar y evitar el agotamiento físico, sólo pide al servicio de mudanza que deje caminos despejados para que puedas circular en tu casa de manera segura mientras terminas.

 

Organizando tu nuevo espacio

Arreglar el nuevo espacio vital debe de ser más fácil y divertido que despedirse del que fue tú hogar durante tanto tiempo así que disfruta este momento, este comienzo.

mudanza adulto mayor

Piensa e imagina dónde quieres poner cada cosa, que tipo de decoración quieres que tenga cada habitación, ¿dónde colocarás las plantas?, ¿tus libros?

Disfruta de esta nueva etapa, tómalo con calma, sonríe pero también llora, date chance de procesar el duelo por tu antiguo hogar pero, nunca olvides vivir plenamente el presente, el cambio.

 


 

En caso de que la hipótesis de que te mudas a un espacio más pequeño sea cierta, dale una leída a estos consejos que te ayudarán a maximizar el espacio y convertir a tu departamento en un gran hogar.

 


Comparte este contenido