fbpx

Refuerza tu Salud en Tiempos de Coronavirus

Comparte este contenido

La pandemia causada por la COVID-19 nos ha obligado a mirar, reflexionar, extrañar y cuestionar muchas cosas sobre la forma en qué vivíamos y si de algo nos hemos dado cuenta es de lo frágiles que somos y lo importante que es estar sanos, por eso, hoy, queremos darte algunas pautas para que puedas reforzar tu salud en tiempos de coronavirus.

 

Conforme los meses pasan, nos va cayendo el veinte: la vida como la conocíamos ha terminado. La batalla contra el coronavirus se dibuja de tan largo aliento que es llamada “nueva normalidad”, integrar las medidas sanitarias y de seguridad es parte de los retos que enfrentamos día a día: ¿alguno de ustedes esquiva por las calles a personas que van sin cubrebocas?, ¿ya le pidieron a alguien en la fila qué, por favor, guarde su Sana Distancia?

Fila durante Pandemia

Llegamos al octavo mes del año más extraño que muchos de nosotros hemos vivido y, hoy por hoy, los números no nos permiten pensar que esto está cerca de acabarse. A nivel mundial los casos ya casi alcanzan los 20 millones de personas contagiadas, las muertes, ya están en poco más de 700 mil.

Mientras, en México seguimos en una estable meseta que si bien nos permite pensar que el ritmo de contagio ha disminuido, no permite avanzar a ningún estado o ciudad a un semáforo amarillo, ni hablar del verde: en total más de 480 mil casos han sido confirmados, las muertes se han elevado a más de 52 mil, número que ha colocado a nuestro país en el tercer lugar de personas fallecidas por esta enfermedad, aunque estamos en el onceavo cuando uno mira la tabla de decesos por millón de habitantes, ¿menos mal?

 

¿Qué está pasando en nuestro país que tantos de nosotros nos vemos afectados de manera tan grave?

 

Nuestro caso es muy diferente a lo sucedido en España e Italia que en el inicio del brote registraban mil muertes diarias, en estos países la población vulnerable es, en su mayoría, la gente de la tercera edad, pero en México, las personas en riesgo no son sólo los adultos mayores, de acuerdo a la información difundida por la Secretaría de Salud, los tres factores de comorbilidad principales son la hipertensión, la obesidad y la diabetes, ojo, los fumadores, están en cuarto.

Obesidad en México

En un país donde la obesidad se ha convertido en un problema de salud pública gravísimo, el coronavirus encuentra a millones de personas susceptibles a desarrollar un cuadro grave, cuando no, letal.

No, definitivamente, no podemos seguir como veníamos viviendo, tenemos que cuidarnos, cuidar a nuestros padres, a nuestros hijos, a nuestras parejas y aunque es difícil, buscar cambiar nuestros hábitos y es justamente de lo que queremos hablar hoy, conozcamos pues algunas pautas que nos ayudaran a reforzar nuestra salud en estos tiempos.

 

Somos lo que comemos

De las cuatro enfermedades que contribuyen a que el coronavirus cobre más víctimas mortales en México, tres están relacionadas a la forma en cómo nos alimentamos.

La realidad es que los mexicanos hemos descuidado mucho nuestra alimentación, dejamos de lado lo nutritivo por lo sabroso y, saben qué, no es necesario, si balanceamos nuestra dieta, si aprendemos a comer bien, no tenemos por que dejar de comer las ricas garnachas, los deliciosos tacos, nuestra comida típica.

Lo que nos está dañando son otras cosas: alimentos procesados, altos en azúcares, la nula ingesta de frutas, verduras frescas y de grasas no saturadas, así que hay que poner el foco en esto. Los alimentos que ingerimos determinan la forma en que funciona nuestro cuerpo, incluyendo la respuesta de nuestro sistema inmune, que es el encargado de defendernos de cualquier agente que ponga en peligro nuestra salud.

Dieta Saludable

El equilibrio lo es todo, si estás demasiado delgada o desnutrido entonces tu sistema inmune se apagará, pero si tienes sobrepeso u obesidad morbida, entonces se inflamará, en cualquiera de los dos escenarios, no estarás en condiciones de resistir una enfermedad.

Así que reforcemos nuestras defensas, aprendamos a comer buscando estar sanos, no tener la figura de las modelos en revistas, no tratando de bajar mil kilos en una rigurosa dieta de sólo líquidos que lo único que hará es bajarnos peso de manera poco sana y que no durará pues en el momento en que volvamos a comer sólidos recuperaremos el peso perdido, no se trata de acatar normas sociales de cómo vernos, sino de estar sanos, de vivir bien, de no agotarnos al subir escaleras.

Tener una dieta balanceada nos permite fortalecer las defensas, mantenernos en formar, sentirnos mejor así que busca alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E, ¿cómo cuáles? Aquí te dejamos unas pequeñas guías para cada grupo:

Junto con estas vitaminas no olvides incluir alimentos altos en hierro (carne, pescado, huevos), antioxidantes (papaya, nueces, fresas, mandarinas, plátanos, manzanas), probióticos (yogur, aceitunas, pepinillos y encurtidos en general, queso crudo), Omega 3 (chía, pescado) y especies como la cúrcuma, jengibre y canela.

Vitaminas en Alimentos

Trata de comprar lo más que puedas fresco, sin procesar y cocínalo con poca grasa, asadito, al vapor o crudo. Procura limitar la cantidad de azúcar procesada que ingieres, no comas pan dulce diario y en la medida que puedas expulsa las bebidas azucaradas de tu dieta, si no te gusta el agua simple, opta por hacer agua de fruta con tantita miel o sin nada de azúcar, la fruta ya trae un endulzante natural que es más que suficiente.

Si te encanta la carne no tienes que dejarla pero si procura comer más pescado, es mucho más nutritivo, no olvides las leguminosas como frijoles, lentejas y semillas, pues éstas contienen grasas y proteínas muy buenas para el cuerpo.

Se vale, por supuesto, darse gustos, pero que sean eso, gustos, que comer un paquete de galletas como desayuno sea la excepción y no la regla, cena ligero, prueba nuevas cosas como el cuscus o la quinoa.

Alimentos Nutritivos

Junto con la dieta balanceada, viene la actividad física, dormir bien, tratar de no estresarse, controlar la ansiedad: todo esto, reforzará tu sistema inmune y permitirá a tu cuerpo enfrentar las adversidades de mejor manera.

 

Hoy más que nunca, asegura tu salud

Y bueno, junto con cuidar la alimentación para evitar enfermarse o resistir enfermedades, viene considerar que podemos llegar a necesitar ayuda médica y eso, todos lo sabemos, no sale barato.

Seguro Médico Coronavirus

Muchos de nosotros, gracias al trabajo, contamos con servicios de salud pública, IMSS o ISSSTE, sin embargo, según datos de la CONDUSEF cerca del 22% de los mexicanos que trabajan por su cuenta no cuentan con ningún tipo de seguridad en términos médicos y si esto era preocupante antes de que la COVID-19 llegará a nuestras vidas, hoy, de verdad, es alarmante.

La Asociación Mexicana de Asociaciones de Seguros difundió que atenderse por coronavirus en un servicio médico privado cuesta en promedio poco más de 283 mil pesos, esto en un caso de gravedad media, si requieres de atención mucho más especializada, la suma se podría incrementar hasta los 3 millones de pesos.

El patrimonio y seguridad económica de familias enteras puede estar en peligro si uno sólo de sus integrantes enferma, ni hablar si hay más de un contagiado, así que la importancia de contar con un seguro de gastos médicos mayores es imperante, velo como una inversión, de verdad, en tu salud, en el futuro de tu familia, en tu tranquilidad mental.

Recuerda que el objetivo de un seguro de gastos médicos es proteger tu salud, que cubrirá los gastos hospitalarios y de recuperación que tengas, que evitará un quiebre económico.

El coronavirus ha cambiado muchas cosas en el mundo, algunos países están considerando pedir algún tipo de garantía financiera a quienes entren, así que un seguro que incluya cobertura en el extranjero podría ser tu boleto de entrada a tus próximas vacaciones.

Seguro Médico

Los mexicanos tenemos en la mente que el seguro médico es un gasto, pero no lo es, es una inversión, incluso, para quienes declaran impuestos de manera independiente puede significar un reembolso, tal vez no del monto total, pero si de una parte de esta inversión tan importante.

¿El costo? Varía mucho, de la edad, el sexo y del tipo de cobertura que requieras, pero hoy en día, la mayoría tiene planes bastante accesibles y a pagos diferidos que te garantizan el acceso a buenos hospitales y médicos, así que de verdad, si lo habías postergado es momento de que recurras a un agente y te asesores.

Compara los servicios de varias aseguradoras, platica con amigos y conocidos que tengan contratado alguno, realiza una lista con todas tus necesidades y dudas, no olvides leer cuidadosamente todas las condiciones de tu póliza antes de firmarla. Por acá te dejamos el link al Simulador de Gastos Médicos Mayores que la CONDUSEF ha puesto a disposición de la población, te ayudará a darte una idea de lo que implica contratar, o no, un seguro.

 

Nunca olvidar: cuidado básico en tiempos de la COVID-19

Todos sabemos ya de las medidas inmediatas que tenemos que acatar para cuidarnos y cuidar a los demás: usar la mascarilla, lavar nuestras manos constantemente, quedarnos en casa lo más que podamos, mantener nuestra Sana Distancia, sin embargo hay muchos de nosotros que aún no las acata con el rigor que todos deberíamos, nos parece fácil o, tal vez, que no corremos tanto riesgo, pero, tengamos en cuenta que hay mucho que no se sabe de esta enfermedad y que cada vez hay más pruebas de que las secuelas que deja, aún en los casos más leves, son de preocupar y podemos cargarlas el resto de nuestras vidas.

Supermercado durante COVID-19

Otra cosa que hay que tener en cuenta, es que, de verdad, los países que han sido más estrictos con el aislamiento social y el uso de cubrebocas, son los países que en este momento se encuentran en mejores condiciones y han controlado el contagio: Nueva Zelanda, Vietnam, Singapur, Noruega, Tailandia. Si queremos recuperar algo de nuestras vidas pasadas, tenemos que usarlo.

Usar la mascarilla y la careta nos protege, de hecho, hay estudios que indican que incluso si nos contagiamos usándola, pueden ser un factor que contribuya a que la enfermedad se manifieste de manera más leve, podríamos ser asintomáticos y esto, ayudaría a generar una inmunidad comunitaria que reduzca la velocidad con que se contagia mientras damos tiempo a que los tratamientos y vacunas lleguen a buen puerto sin que tantas vidas se pierdan.

El autocuidado y el cuidado comunitario son vitales siempre, pero en estos momentos lo son más, así que hay que procurar poner más atención a cómo nos sentimos, escuchar a nuestro cuerpo y acatar todas las medidas sanitarias en la medida que nuestra vida y nuestras actividades no los permiten.

 


 

Como ya lo mencionamos junto con una buena alimentación, otro de los factores que contribuyen a fortalecer nuestras defensas es la tranquilidad mental, sabemos que eso no es nada sencillo, así que por acá te dejamos nuestra entrada sobre la ansiedad que genera la presencia de la COVID-19 en nuestras vidas pues incluye sugerencias para poder manejarla.

 


Comparte este contenido
Open chat
¿Tienes dudas?, Contáctanos.
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?