fbpx

Reinventando la Vida Fuera de Casa

Comparte este contenido

La vida hoy es completamente distinta a como la conocíamos y todo parece indicar que eso que llamamos nueva normalidad llegó para quedarse, no sólo el resto de este 2020, sino por un buen rato, por eso, hoy, en U-Storage queremos hablar sobre las distintas formas en que se ha ido reinventando la vida fuera de casa.

 

Estamos entrando al último cuatrimestre de este particular año y la pandemia por la COVID-19 sigue pisando con mucha fuerza alrededor del mundo, de ahí que hace unos días el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhahom Ghebreyesus, declarara que, pese a que llevamos seis meses enfrentando las dificultades de la llegada de esta nueva enfermedad ha traído, “no es el momento para que ningún país se relaje”.

Con más de 25 millones de personas contagiadas y acercándonos cada vez más al millón de muertes (a nivel mundial se han registrado casi 850 mil decesos), lo cierto es que tras casi un año entero viviendo restricciones, la apertura es una realidad en prácticamente todo el mundo, pues incentivar la recuperación económica se ha vuelto una necesidad igual de importante que controlar el ritmo de contagios por coronavirus.

Re-apertura de la Economía

Durante los últimos meses hemos visto que distintos países de la Unión Europea, Asia, además de Estados Unidos, Irán, Costa Rica, por mencionar algunos, han puesto en marcha distintos planes para la reapertura, sin embargo, en la mayoría, dichas estrategias han significado el incremento de la tasa de contagio, en algunos de manera descontrolada (por ejemplo Estados Unidos) y en otros bastante más contenida (es el caso de Costa Rica que ha detectado un incremento muy focalizado entre trabajadores migrantes y temporales provenientes de Nicaragua).

Y es que, conforme va pasando el tiempo, el conocimiento que tenemos del nuevo virus ha aumentado y, por tanto, las medidas de seguridad que los gobiernos van implementando van perfeccionándose, no sólo esto, los ciudadanos de a pie también vamos adaptándonos a lo que significa vivir con la presencia y amenaza constante de esta enfermedad que lo mismo puede darte y no provocarte ningún síntoma que tumbarte en una cama de hospital e incluso llevarte a un desenlace realmente trágico.

Los espacios públicos se van transformando para asegurar, en la medida de lo posible, la Sana Distancia, lo mismo que nuestra forma de socializar, trabajar, salir a la calle: hoy cada vez son más las personas que usan el cubrebocas correctamente, que cargan con su alcohol en gel y ya es impensable ingresar a cualquier establecimiento o lugar cerrado sin pasar por un tapete sanitizante y control de temperatura.

La pandemia ha venido a romper muchos paradigmas, por ejemplo, ha logrado demostrar que el home office es una alternativa realmente viable para empresas y trabajadores, que no significa la baja de productividad, si no todo lo contrario pues incentiva en distintos niveles a los colaboradores al tiempo que contribuye al control y disminución de contagios, de ahí, que cada vez sean más las compañías, grandes y pequeñas, que estén pensando en su implementación permanente dentro de sus planes de reestructuración a corto, mediano y largo plazo.

Home Office

Pero, no sólo la vida laboral está cambiando, así que hoy queremos hablar sobre las distintas formas en que la vida va reinventándose para que podamos disfrutarla y cuidarnos al mismo tiempo.

 

Pian, pianito: del naranja al amarillo

Con bastante calma y cuidado, en México ya son diez los estados que han logrado transitar del color naranja al amarillo dentro del semáforo epidemiológico que la Secretaría de Salud implementó para la Fase 3 de la emergencia sanitaria que vivimos desde la llegada de la COVID-19 a nuestro país.

La dependencia federal informó que Campeche, Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Oaxaca, Sonora, Tabasco, Tamaulipas, Tlaxcala, y Veracruz son las entidades que se encuentran en una fase de propagación moderada, esto significa que el retorno a las oficinas está permitido aunque se ha pedido que el personal de riesgo siga trabajando desde casa, además, junto con el retorno de todas las actividades laborales, el color amarillo permite que todos los espacios públicos al aire libre sean abiertos de forma normal y que los cerrados lo hagan aunque con control de aforo.

El color amarillo habla de un control mucho más constante del número de contagios y casos graves, aunque no es, de ninguna manera, indicativo para que se relajen las medidas de higiene y cuidado básicas.

Cubrebocas en Oficinas

A punto de llegar a los 630 mil casos y las 70 mil muertes acumuladas, los datos del gobierno informan que hay, a nivel nacional, alrededor de 42 mil casos activos confirmados pero, todo parece indicar que la velocidad de contagio ha logrado ser reducida aunque el virus sigue estando entre nosotros.

En la Ciudad de México, por décima semana consecutiva nos quedamos en color naranja y (¡ojo!) con una alerta pues el número de hospitalizaciones ha incrementado ligeramente en estos últimos días, así que todos los que habitamos la capital del país tenemos que redoblar esfuerzos y cuidarnos más pues seguimos viviendo en una ciudad con alto riesgo de contagio.

Alto riesgo de contagios, si, pero con ganas, muchas, de vivir, de trabajar, de socializar, así que veamos las formas en que ir al cine, al teatro, viajar han sido repensados para estos tiempos de coronavirus.

 

Reinventando mis salidas

Desde hace un par de meses hemos visto como la nueva normalidad ha ido instalándose en nuestra vida, poco a poco más y más actividades se han reactivado: ir de shopping a centros comerciales, comer en algún restaurante, realizar trámites presenciales, en agosto, el cine, los museos y finalmente, el teatro abrieron sus puertas, pero, ¿qué significa ir a estos lugares de esparcimiento en este momento?

Museos Abren sus Puertas

En primero lugar, asistir siempre con cubrebocas y, si uno lo prefiere, careta, además se deberá pasar por filtros sanitarios para la toma de temperatura y limpieza de suela de zapatos.

Abiertos desde el 11 de agosto, los museos en la Ciudad de México trazaron nuevas reglas para todos aquellos que quieran cultivarse en sus salas, hoy ya no esta permitido asistir en grupos grandes, en la Guía Básica para la Reapertura de Espacios Culturales que el gobierno ha difundido se pide no asistir en grupos mayores de cuatro personas.

Con un aforo del 45%, los asistentes a cualquier museo no podrán pasar horas dentro, tampoco podrán realizar el recorrido como ellos quieran pues se han colocado flechas que indican como se debe de fluir para evitar las aglomeraciones y fomentar la Sana Distancia. Las audioguías, folletos y guardaropas ya no formaran parte de los servicios que ofrezca el museo, tampoco, al menos por el momento, habrá talleres ni pláticas a menos de que el recinto cuente con un auditorio que permita que los asistentes a dichas conferencias conserven la Sana Distancia.

Un día después de los museos, el 12 de agosto, los cines capitalinos también pudieron recibir a los cinéfilos que extrañaban ver una película a la vieja usanza. Las medidas que los cines están implementando incluyen un aforo máximo del 30% por sala, la compra de boletos vía remota, el uso en todo momento de cubrebocas, colocación de filtros sanitizantes, flechas de circulación, así como la señalización de butacas que permitan la Sana Distancia.

Cines y Teatros durante COVID-19

Los espacios teatrales demoraron un poco más en abrir pues se tenían que trazar los lineamientos necesarios para permitir el trabajo de los actores (que suelen hablar en voz muy alta y por tanto expulsar gotículas de saliva) sin poner en riesgo a ninguna persona. Las reglas incluyen la cancelación de las dos primeras filas así como el uso de orquestas en vivo (toda la música tendrá que ser grabada), además se ha pedido que se apliquen pruebas semanales al 3% del personal que deberá usar cubrebocas y careta cuando atienda al público.

Tanto en cines, como en teatros y museos, el uso de aire acondicionado está prohibido.

Para aquellos que quieran viajar, hacerlo al interior de la República Mexicana es una buena manera de ayudar a reactivar aquellas economías locales que dependen mucho del turismo y que la han pasado realmente mal debido a esta pandemia, sin embargo, no hay que olvidar que si uno visita pequeñas ciudades o Pueblos Mágicos se deben extremar precauciones, ir sólo si estamos realmente seguros de estar sanos pues podemos ser la vía de entrada de un brote y estos lugares suelen contar una infraestructura de salud reducida que podría verse rebasada e incapaz de atender a la población.

Siempre que visitemos algún lugar, incluso dentro de los espacios púbicos del hotel, no olvidemos el uso del cubrebocas y la careta, llevemos gel antibacterial, procuremos lavarnos las manos constantemente y no seamos imprudentes, se vale viajar, claro, pero sin olvidar el contexto en que lo hacemos así que evitemos los tumultos, los malos comportamientos.

Para aquellos turistas internacionales, seguramente ya saben que el uso de cubrebocas es fundamental durante los vuelos (incluyendo los nacionales), de hecho, se recomienda usar los de máxima seguridad, es decir el NK45 y N95 o bien aquellos que tengan de tres a seis capas, durante todo el vuelo salvo cuando sea el momento de comer, esto sobre todo en vuelos muy largos, en caso de que vueles poco tiempo, tal vez sea mejor que ingieras algún alimento previo a tu viaje y te hidrates bien para que puedas abstenerte de retirarte el cubrebocas durante el tiempo de tu traslado.

Muchos son los países que han cerrado fronteras o activado ciertas medidas restrictivas para aquellos que ingresan ya sea por trabajo o por turismo así que lo mejor que puedes hacer si estás planeando un viaje es visitar la página que la Secretaría de Relaciones Exteriores ha puesto en marcha para checar puntualmente las reglas que el país al que viajas a activado.

Vuelos durante Pandemia

Como puedes ver, en estos momentos, ya podemos realizar una amplia gama de actividades fuera de casa, eso si, con mucho cuidado y sin olvidar que aún no ganamos la batalla por lo que pasar el mayor tiempo posible en casa sigue siendo prioritario.

Cuando pienses en alguna salida, planéala bien, tal vez convenga que la hagas en horarios que sepas no son muy concurridos, que te aventures a realizar tus idas al cien o al teatro solito o con un amigo, recordando siempre el gran poder que tenemos para cambiar las cosas y ser parte de la solución y no del problema.

 


 

En caso de que lo que te urja sea reunirte con tu familia o amigos, por acá te dejamos la guía para que socializar con ellos sea seguro para todos.

 


Comparte este contenido
Open chat
¿Tienes dudas?, Contáctanos.
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?