Secretos para Lograr Clósets Perfectos

Comparte este contenido

Bien dice el dicho popular “pueblo chico, infierno grande” y si bien hace referencia a los padecimientos que se derivan de vivir en un lugar donde todos se conocen de toda la vida, nosotros encontramos que aplica perfecto en el momento en que abres tu clóset y sientes que el mundo se te viene encima por culpa del desorden que en el impera.

Y es que los clósets, salvo que seas de esas pocas personas privilegiadas que pueden mandarse a construir su clóset con vestidor incluido, suelen ser pequeños espacios en los que guardamos mil un cosas. Desde nuestra ropa, pasando por el burro para planchar, las maletas de viaje, el tapete de yoga, vaya, hasta la jaula del perico que nos heredó la abuela, los clósets son el espacio, junto con los cajones, que usamos para guardar (a veces esconder) todo aquello que no queremos irrumpa en los cuartos.

 

Clósets Perfectos

Desorden y caos se traduce a que no encuentres lo que buscas, lo cual conlleva a que te pongas de malhumor, lo cual trae estrés, lo cual puede traer gastritis o presión alta, o vete tú a saber que mal puede acarrearte si no haces algo al respecto y como en U-Storage nos preocupamos por tu salud (mental y física) he aquí los secretos que te ayudarán a no perder la cordura al abrir tu clóset.

 

Asume que guardar el orden en tu clóset es un proceso continuo

 

Camisas en un Clóset Expuesto

Se trata de que entiendas que el clóset es algo en cambio constante y que requiere que lo arregles con una periodicidad de al menos tres o cuatro meses, también tienes que entender que arreglar el clóset no es una tarea de una hora, sino que te puede llevar todo un día o varios días.

Respira y calendariza las tareas de acuerdo al tiempo que te lleve, por ejemplo: media hora para vaciarlo, una hora en limpiarlo a fondo, otra media hora en arreglar tus bolsas, media hora en doblar bien tus calzones, etc.

En todo momento recuerda que arreglar tu clóset te ayudará a ahorrar tiempo, a llevar una vida sencilla pues sabrás donde está todo lo que necesitas y por tanto eso hará que te sientas bien. Tener un clóset ordenado te dará una sensación de espacio y limpieza cada vez que abras la puerta.

 

Mira a los ganchos como tus mejores amigos

 

Ganchos para Clóset

En un clóset, sobre todo si es de ropa, los ganchos son nuestros mejores amigos pues en ellos podemos colgar no sólo blusas y camisas, en caso de que seas mujer puedes colgar ahí tus sostenes para evitar que pierdan la forma, si eres hombre puedes usar los ganchos para colgar las corbatas. Hay ganchos para todo y puedes ponerte creativo en sus usos, por ejemplo, puedes colgar tus botas en ganchos para pantalones.

Si eres medio piqui y te gusta que además de ordenado se vea bonito compra ganchos iguales o de colores y pon en los rosas todas tus blusas, en los azules las faldas, un poco de creatividad no viene mal. Si tienes blusas o ropa muy delicada te recomendamos que compres ganchos de madera o con cubiertas de plástico en las puntas, si eres de los que hace todo por si mismo, puedes colocar limpiapipas de colores en las curvas de los ganchos y ¡voilá! ganchos para ropa delicada.

 

Aplica la regla del año

 

Clósets Perfectos

Esta idea es genial para mantener el clóset ordenado y evitar que acumules cosas en ellos. La regla del año dice que todo aquello que no has usado a lo largo de 365 días, es algo que probablemente ya no vas a usar, no estamos hablando de vestidos de fiesta o smokings, sino ese pantalón gris que sustituiste y que guardaste por si llegabas a ocupar pero que ahí sigue, arrinconadito, sin ser usado y solamente ocupando espacio.

Escoge una fecha anual, por ejemplo, el tercer fin de semana de marzo, programa una limpieza y ve separando el contenido de cosas en tres montones: conservar, desechar, regalar, luego ve llenando cada montón y listo.

 

El secreto de priorizar y clasificar

 

Clósets de Bufandas

Te recomendamos dejar a la mano o hasta arriba la ropa que utilizas más. Puedes clasificar tu ropa de acuerdo a los colores, en ropa de trabajo, ropa de diario, de acuerdo a tus prendas preferidas o bien al tipo de ropa: una sección de pantalones, otra de faldas, luego los vestidos, los abiertos, las blusas y camisas al inicio.

Ahora que ya estamos entrando con todo a la temporada invernal, te aconsejamos que las grandes chamarras, los suéteres, calentadores, bufandas, guantes, los guardes en una caja de plástico en algún estante de la parte de arriba y sólo los integres o cuelgues en el clóset cuando llegue el frío pues esta ropa suele ocupar mucho espacio, ser muy estorbosa o maltratarse fácilmente y de nada sirve que tengas colgado tu abrigo en primavera.

 

Estantes, cajones y más

 

Zapatera en la Puerta

Colgar cosas en ganchos es una gran forma de mantener el orden en tu clóset, pero no es la única y a veces no es suficiente así que te recomendamos que montes estantes, compres cajas, uses la puerta del propio clóset para colgar cosas como cinturones.

Los zapatos por ejemplo los puedes colocar en una maleta y le darás un toque vintage a tu clóset, otra idea es usar una escalera vieja y colgarlos de ahí. Para la ropa interior recomendamos que los guardes en cajitas o cajones, pero con separadores, estos los puedes comprar o bien hacerlos tú mismo con rollos de papel de baño, cartoncitos cortados, lo que sea que evite los eches sin doblar y se vayan haciendo bolas.

Para las bufandas, mascadas, corbatas puedes usar ganchos o también colocar clavitos en la puerta o paredes. Para las bolsas y gorras puedes usar percheros interiores o exteriores.

Si el espacio que tienes es muy reducido compra un tubo para la regadera y colócala fuera del clóset, en un área próxima puedes colocar algunos huacales y ahí colocar algunas cosas.

 

Detallitos que harán tu vida sencillita

 

Escalera Zapatera

Tener un espejo cerca del clóset, usar una silla o sillón para dejar ahí ropa que no ensuciaste y resiste una segunda puesta, asignar un lugar para cada cosa que guardas en tu clóset y respetar la asignación de lugares, colocar estantes o repisas en las partes más altas del clóset para guardar las maletas de viaje.

En los clósets de blancos procura guardar en cajas la ropa de cama y etiquetar: sábanas, edredones, almohadas, cobijas, etc. Compra fundas protectoras para abrigos y ropa de temporada. Coloca en las paredes clavos o ganchos para colgar cinturones, un bote para colocar cosas como el papel para envolver, siempre ten un bote o bolsa para la ropa sucia.

 


 

Serenidad y paciencia mi querido Solín, le decía Kaliman y nosotros te dejamos la sabiduría popular para que la apliques siempre que vayas a ordenar tu clóset.

 


Comparte este contenido