Siembra Un Huerto Casero

Comparte este contenido

¿Qué opinas de iniciar un proyecto que no sólo te dará horas de relajación y entretenimiento sino también será una gran forma de contribuir con el planeta y puede ayudarte a ahorrar algunos cuantos pesos? Suena bastante bien, ¿cierto? Pues bien, hoy U-Storage trae la iniciativa para sembrar un huerto casero.

Iniciar un nuevo proyecto siempre es algo muy satisfactorio, probar hacer algo que nunca hayas hecho antes genera emoción, y aunque comenzar a ir a clases de baile o yoga es muy padre, no podrás negar que la idea de producir tus propias frutas y verduras suena bastante increíble.

sembrar vegetales y verduras

Y es que armar un huerto no es tan complicado como suena, sólo tienes que invertir un poco de dinero, y claro, tiempo y atención.

Imagina como será el día que realices la primera cosecha, que puedas preparar una ensalada con la lechuga y tomates que hace tan sólo unos meses colocaste en la tierra, seguramente será la ensalada más deliciosa que probarás en tu vida.

Decidirte por producir parte de los alimentos que consumes no sólo significará que podrás acceder a una dieta más sana y que ahorrarás dinero, realizar este proyecto te permitirá tomar conciencia sobre lo privilegiado que eres de poder llevarte comida sana a la boca, sobre el impacto que tiene el proceso de cultivo en el medio ambiente, vaya, conciencia sobre el ciclo mismo de la vida.

Se le llama autoconsumo y busca ser una manera de mantener o recuperar un poco del equilibrio que el hombre perdió en su relación con la Tierra y sus demás habitantes.

Así, Hazlo tú mismo: siembra un huerto casero de U-Storage busca ser una pequeña guía para aquellos que quieren probar esta forma de vivir, su relación con lo que comen en casa, pero también su relación con la vida y la naturaleza. ¡Comencemos!

 

Los ingredientes del huerto casero

Lo primero es lo primero o, en otras palabras, decide el espacio que ocupará tu huerto, tal vez la terraza que tienes, o bien, el patio interior, puede ser la azotea o incluso una pared.

Determina la ubicación pensando que tu huerto tiene que tener de 4 a 6 horas de luz solar diaria, pues se alimenta de la luz, pero piensa también que demasiado sol puede quemar los brotes.

cultivar en tu casa

Tras elegir la ubicación, ahora tendrás que decidir en que tipo de recipientes vas a montar tu huertito y aquí tienes muchas opciones: macetas tradicionales de barro, huacales, mesas de cultivo, un jardín vertical de fieltro.

Se trata de que decidas lo que venga mejor con tu estilo y espacio disponible, lo que si es que cualquier recipiente deberá tener huecos en su base para poder filtrar el agua excedente.

Otra cosa muy importante que deberás tener en cuenta es la profundidad, lo recomendable es que no sean menos de 7 centímetros, 15 es perfecto para todos los cultivos, recuerda que hay alimentos que crecen hacia arriba, pero otros lo harán hacia abajo así que necesitas espacio hacia ambos lados.

Decididas las cuestiones espaciales, giremos nuestra atención a la tierra donde todo sucederá y es que se trata de algo más que cuidar de una flor, aquí crecerán los alimentos que consumirás, así que quieres que sea una tierra sana y rica en nutrientes.

Hazte de un sustrato universal, fibra de coco, composta y arenas como la perlita y vermiculita, luego mezcla todo con la tierra para lograr un suelo óptimo para el cultivo.

 

Tu huerto para cada estación

huerto en casa

Si bien, hay muchas frutas y verduras que son fáciles de cultivar a lo largo del año, sobre todo por que contamos con un clima benigno, sin embargo van las recomendaciones estacionales de cultivo:

— En primavera siembra rábanos, tomates, pimientos, berenjenas, fresas, cilantro, espinacas, frijol, perejil, albahaca

— El verano es ideal para maíz, albahaca, lechugas, espinacas, arúgula, perejil, pimientos y berenjenas, en esta estación es recomendable siembres brotes y no semillas, pues las altas temperaturas pueden dificultar el proceso de germinación de las semillas.

— Para otoño es buena idea sembrar guisantes, habas, lechugas y acelgas.

— Finalmente para invierno recomendamos cebollas, ajos, menta, caléndula, lechuga escarola, coles, coliflores y zanahorias.

 

Dónde ir para conseguir lo que tu huerto necesita

Existen muchos lugares dedicados a la jardinería en donde puedes conseguir todo lo que necesitas, desde las macetas, jardineras, rastrillos, guantes, regaderas, incluso podrías comprar las semillas empaquetaditas, sin embargo, nosotros seleccionamos algunos lugares en los que no sólo conseguirás esto, también, un bello recuerdo de un día muy especial.

autoconsumo huerto en casa

En náhuatl, Xochimilco es campo de flores y parece que le hace total honor a su nombre pues hoy por hoy continúa guardando un pedacito de la maravilla natural que era la CDMX hace ya muchos, muchos años. Basta con llegar al centro de esta Alcaldía para notar que ese es el lugar que se tiene que visitar cuando se inicia un huerto, sin embargo, nosotros hemos seleccionado al Mercado de Plantas y Flores de Cuemanco, acá te dejamos el mapa para que puedas llegar sin problema.

Los Viveros de Coyoacán son otro de los sitios en donde podrás encontrar una gran variedad de cosas, lo mismo que el Mercado de Jamaica, donde en la sección de plantas suele haber un buen número de plantas de albahaca, perejil, menta y demás hierbas de olor.

No olvides darte una vuelta por Huerto Romita, un proyecto ubicado en la colonia Roma donde, además de los insumos necesarios, encontrarás los mejores consejos para comenzar a producir tus propios vegetales y verduras.

 

Siembra tu huerto en 5, 4, 3, 2, 1…

Luego de que consigas todo lo que necesitas, sólo hay cinco pasos que tienes que seguir para comenzar a ver la vida florecer a pocos metros de ti, ¿listo? ¿lista?

huertos sostenibles

Paso 1 – Humedece la tierra de cultivo de manera homogénea, procura rociarla de manera uniforme y que ni la superficie se ahogue ni la base se encuentre seca.

Paso 2 – Realiza pequeños orificios no muy profundos ni muy grandes a lo largo de toda la superficie, a una distancia de dos a cuatro centímetros entre cada uno.

Procura que cada agujero no sea mayor que dos veces el tamaño de las semillas que sembrarás.

Paso 3 – En cada agujero coloca de dos a tres semillas y luego cúbrelos con un poco de tierra bañada en sustrato, cuando hayas terminado, rocía un poco de agua.

Paso 4 – Durante el proceso de germinado, procura regar tus macetas de dos a cuatro veces por semana, considera la cantidad de luz, calor y lluvia que reciben diariamente y con base a esto, ponles agua.

Préstale atención a tu huerto, dedícale tiempo, incluso habla con tus semillitas, parecierá una locura, pero recuerda, estás generando vida.

Paso 5 – Una vez que las semillas germinen, escoge las que mejor se han desarrollado y quita el resto, de esta manera, le estarás dejando más espacio a las fuertes para que puedan crecer sanas y fuertes.

 

Como puedes ver, sembrar un huerto casero no es complicado aunque si involucra muchos pasos y necesita que inviertas algo de tiempo y atención, pero, ¿no suena increíble?

huerto en departamento

 


 

En caso de que pienses que aún no estás listo para un proyecto de tan largo aliento como lo es un huerto casero, checa estos 5 proyectos hazlo tú mismo que U-Storage preparó, tal vez, cuando hayas terminado tengas el ímpetu y confianza e inicies tu propio huerto, ¿cómo ves?

 


Comparte este contenido