fbpx

Tips Para Reestructurar tu Negocio Exitosamente

Comparte este contenido

Nunca es fácil iniciar y mantener un negocio pero, la pandemia que el mundo vive ha elevado la dificultad a niveles que difícilmente podíamos imaginar y por tanto, muchos emprendedores, dueños de PYMES, se ven en la necesidad de reestructurar su empresa, restaurante, tienda. Para ellos, U-Storage trae algunos tips que, esperamos, los ayuden a transitar exitosamente estos inciertos tiempos.

 

El impacto que la presencia de la COVID-19 tiene en la vida del ser humano es total, una nueva normalidad se ha comenzado a configurar, las consecuencias de la llegada de esta enfermedad a nuestras vidas no sólo cruzan y amenazan nuestra salud, mutando la forma en cómo nos relacionamos y golpeando nuestra economía una y otra vez.

Durante estos meses, millones de empresas en todo el mundo se vieron obligadas a cerrar temporalmente, las que continuaron operando tuvieron que adaptar su forma de trabajar, reforzar sus medidas de seguridad y sanidad, de interactuar con sus clientes, proveedores, colaboradores y, desafortunadamente, muchas han bajado la cortina de manera definitiva.

Re-estructura tu Negocio por COVID-19

El Banco Mundial ha estimado que en América Latina, el golpe que el coronavirus asestará contraerá la economía de la región cerca del 4.6% al final del año, países como México y Brasil, sufrirán caídas mayores, pues se calcula que las dos economías más fuertes del continente se reducirán el 5 y 6% respectivamente.

Las cifras son más que desalentadoras, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) difundió que al terminar mayo (el mes en que el país vivió su parálisis más intensa) alrededor de 10 mil empresas y negocios habían desaparecido, tan sólo en abril casi 7 mil de ellas fueron dadas de baja.

Luego de varios meses muy duros, poco a poco, las actividades económicas van reactivándose, pero la CEPAL ha informado que en la región latinoamericana alrededor de 2.6 millones de microempresas continúan en la cuerda floja pues el ritmo de recuperación es y será lento, con la latente posibilidad de que algunos países o ciudades deban parar de nuevo todas aquellas actividades consideradas como no-esenciales, después de todo, la pandemia aún no está controlada.

Ante tal escenario, la reestructura se ha convertido en una necesidad para la sobrevivencia, ¿estás preparado para llevarla a cabo?, ¿sabes qué hacer para que tu negocio sobreviva a los vaivenes que significa ser dueño de una empresa en tiempos de coronavirus?

Sabemos que la situación es abrumadora, por decir lo menos, hay familias que dependen de ti, tu familia puede estar pasándola mal….Tranquila, tranquilo, hay caminos para lograr sortear la tormenta, puede ser que los tiempos sean duros, pero hay maneras en que esto puede fortalecerte, en que puedes lograr, no sólo mantenerte a flote, sino asegurar la permanencia de tu empresa y construir algo nuevo, algo mejor.

 

¿Cómo? De eso, precisamente queremos hoy hablar, van los tips para que la reestructura de tu negocio sea exitosa.

 

Empieza por ti

Antes de pensar en reestructurar toda tu empresa, lo primero que tienes que hacer es tomar conciencia total de lo que significa ser emprendedor en tiempos de pandemia, pon los pies en la tierra y disminuye tus expectativas, sé mesurado con lo que quieres lograr, no arriesgues ni apuntes demasiado lejos.

Actitud Positiva

La situación, como ya lo dijimos no es nada sencilla y seguramente llevas meses sintiendo ansiedad, tal vez durante estos cinco meses han luchado y perdido bastante de lo que habías logrado y no sabes si vas a poder llegar a fin de año, así que busca mecanismos para lidiar con el estrés pues es muy importante que te mantengas en calma, por ti, por tus colaboradores, por tus clientes.

Una cosa que puede ser de gran utilidad es que no olvides que no estás solo, si bien, eres el máximo responsable, lo cierto es que nadie llega a la meta por si mismo, se necesita de muchas personas así que busca ser colaborativo, pide ayuda, se vale, en estos tiempos más que nunca.

Piensa que entre más involucres a tu equipo, más comprometidos se sentirán, no tienes que cargar con todo, hay muchas personas que seguro pueden ayudarte, confía en ellos.

Trata de mantenerte optimista, enfocado en el éxito pero nunca dejes de tener en el horizonte, lo peor, todo indica que esto va para largo y que la incertidumbre no se irá pronto así que ve pensando en tu capacidad de respuesta en los escenarios más adversos y al menos a mediano plazo. Piénsalo así, las estrategias que decidas poner en marcha al reestructurar tu negocio deben de apuntar al menos a mediados del 2021.

 

Tiempo de adaptación

En tiempos de tal desasosiego, con un nuevo orden social y económico construyéndose sobre la marcha, la respuesta de las empresas, pequeñas y grandes, debe ser rápida, ágil.

Es momento de construir un nuevo modelo de negocios que sume el contexto actual a ciertos factores que si antes de la pandemia ya venían colocándose como necesarios de todo negocio, hoy, son indispensables, estamos hablando de la incorporación de tecnologías disruptivas, nuevas formas de trabajar y la generación de un engegament con consumidores más concientes.

Análisis de Negocio

Muchas son las estrategias, sin embargo, hay ciertos elementos que no pueden faltar al momento de reestructurar tu negocio:

  1. Análisis a profundidad: determina cómo la actual crisis afecta tu presupuesto y planes de negocio a corto, mediano y largo plazo. Ubicarte en la realidad, es el primer paso. Revisa a conciencia todos tus procesos, evalúa cuáles son realmente necesarios, cuáles aportan valor y cuáles son sólo fuente de gastos. Sé crítico y elimina todo aquello que se duplica, que entorpece el trabajo. Busca soluciones informáticas basadas en aplicaciones que evitan problemas y automatizan ciertas operaciones.
  2. Evalúa tu liquidez a corto plazo: identifica riesgos financieros y operacionales. Realiza un mapeo de todos los puntos vulnerables, incluyendo aquellos que puedan afectar a tus clientes, proveedores y socios. Plantéate la posibilidad de reducir la cadena de suministro y gastos del día a día.
  3. Dí si al trabajo flexible: reorganiza tus equipos, reasigna recursos. Busca establecer políticas que cuiden a tus colaboradores, construye un entorno laboral seguro que los proteja, en la medida de las posibilidad, de brotes que pongan en riesgo su salud. En la medida que puedas implementa o mantén el trabajo a distancia, no hay prisa por que se junten todos en un mismo espacio físico, considera que algunos de tus colaboradores podrían correr riesgos al transportarse y que el trabajar ocho horas seguidas con cubrebocas o caretas no es lo ideal para nadie.
  4. Claridad y comunicación constate: sé transparente, no dejes de comunicarte con tu gente, involúcralos en la reestructuración lo más que puedas, celebra consultas con tus clientes, con tu equipo sobre sus necesidades, ideas: escucha otras opiniones. Informa a tus inversionistas y acreedores de la situación. Si hay necesidad de hacer recortes de salario o de personal, sé muy claro, honesto, no des largas ni evadas las preguntas, respóndelas de la manera más sincera que puedas.
  5. Modernízate: incorpora todas las soluciones informáticas que te ayuden a evitar problemas, gastos y que simplifiquen las comunicación en todos los sentidos. Si tienes una tienda, el e-commerce es algo que tienes que incorporar ya, busca asociarte con aplicaciones expertas en eso o invierte en tu propia tienda virtual. Abre cuentas en Facebook, Instagram, etcétera, acércate a tus audiencias y busca ofrecerles valores agregados, tal vez si tienes una tienda de ropa, podrías armas una conferencia en ZOOM para hablarles de las últimas tendencias o si eres una empresa de tecnología dar charlas sobre la implementación de softwares que permita el trabajo a distancia. Se trata de que te conviertas en parte de la solución.

    E-Commerce

  6. Reduce gastos: muchos negocios y pequeñas empresas están optando por cerrar las oficinas y de está manera asegurar la continuidad a través del trabajo remoto, en caso de que necesites un espacio, tal vez te convenga dejar la oficina o el local y traspasar esa parte de tu negocio a una bodega de autoalmacenamiento, por acá te dejamos los cinco elementos que tienes que considerar para lograrlo.
  7. Planifica para el hoy: plantéate que tu recuperación inicia ya, no mañana, ni en un año, estás trabajando para ello.
  8. Genera tu cambio: piensa que de toda tormenta y mal momento pueden salir buenas cosas si uno decide trabajar por ellas, analiza a tus clientes y determinar el lugar que quieres ocupar en su nueva vida. Crea oportunidades para tu empresa en el nuevo contexto, no olvides que más que nunca, los consumidores requieren sentirse en confianza, quieren que les garanticen su seguridad así que implementa todas las medidas que puedas para proyectar tu responsabilidad y compromiso con ellos.
  9. No olvides festejar: aunque sea muy pequeño el logro, no olvides celebrarlo, si, quizás no igualaste en un mes lo que hacías en dos semanas el año pasado, pero tal vez se incrementaron tus ingresos un poquito, alégrate, felicita a tu equipo. La actitud es muy importante, mantén el espíritu arriba.

Protege a tu Negocio del Coronavirus

Como puedes ver, la clave para la reestructuración de tu negocio es que estés abierto al cambio constante, a probar, errar y volver a trazar ruta, sin olvidar que el trabajo en equipo, en comunidad es vital para poder sortear los tiempos difíciles.

 


 

Para ayudarte en este renacer de tu empresa, por acá te dejamos nuestra entrada sobre lo que significa ser PYME en tiempos de coronavirus pues es muy importante que no bajes la guardia.

 


Comparte este contenido
Open chat
¿Tienes dudas?, Contáctanos.
Hola, ¿En qué podemos ayudarte?